Entrevistando a una estrella de cine

Hace poco en Coolart publicábamos la entrevista de Lone Fleming una actriz que trabajó en los años 70 con algunas de las figuras más destacadas de la industria cinematográfica del momento y que hace apenas unos años regresó al cine convertida en productora y directora.

Ahora voy a contaros la otra cara de la entrevista, la que viví yo, una periodista primeriza que hace tan solo unos pocos meses se aventuraba a crear una revista.

Tengo que confesar que el cine español nunca me ha interesado mucho. Conozco a los directores que más destacan como Almodóvar, Amenábar o Álex de la Iglesia, pero con los dedos de una mano me bastaría para contar las películas que he visto. Imaginad si a penas se del panorama del cine español actual, lo poco que sabía del que había en los años 70.

Lone me llamó mucho la atención porque dejó de trabajar como actriz durante unos 30 años y ahora con 70 había decidido volver a meterse hasta el fondo en la boca del lobo, en una industria que nos guste o no está muy monopolizada por hombres. Para mí Lone lo tenía todo para conseguir una revista realmente interesante: actriz, edad avanzada, mujer en un sector dominado por hombres y sobre todo una persona muy inquieta que tenía varios proyectos en activo.

Decidí ponerme en contacto con ella y tuve la suerte de que no puso ningún problema, fijamos una fecha y hasta ese día no volví a saber de ella. Ahora me tocaba a mí preparar todo el material para que el día fijado todo saliese perfecto. Conforme más leía sobre Lone más me iba imponiendo. Vi que había trabajado con actores como Cristopher Lee, que para quién no le conozcáis por su nombre como me ocurría a mí, interpretaba a Saruman en el Señor de los Anillos, entre otras muchas películas de renombre en las que ha participado a lo largo de su carrera. También vi que había trabajado con la actriz italiana de cine y televisión Gina Lollobrigida. En ese momento empezó a entrarme el vértigo ¿Podría yo hacer una entrevista a la altura del personaje? Además, para aumentar mis nervios, pude ver que varios medios importantes a nivel nacional ya habían entrevistado a Lone.

Estaba muerta de miedo, pero hice el cuestionario y me informé sobre ella lo más que pude, vi incluso dos de sus películas (que tengo que reconocer que me gustaron) y traté de que todo saliese perfecto.

La noche antes de la entrevista dormí poco y mal, los nervios me podían y me debatía entre la suplica de que el momento llegase ya y por otro lado de que pasara rápido.

Quedamos en una pequeña cafetería a las once de la mañana, era mi última oportunidad para entrevistarla por que se marchaba a Londres a promocionar su trabajo. Al fin apareció y nos saludamos, me temblaba el cuerpo y creo que ella lo notó e intentó tranquilizarme contando un chiste, pero la verdad es que estaba tan nerviosa que ni me acuerdo cuál fue. También me confesó que estuvo a punto de no haber venido porque tuvo un problema con el coche, una parte de mí respiró aliviada pensando, menos mal que al final sí, y otra parte de quedó impresionada por su humildad y entrega, no creo que cualquiera hubiese eso hecho por una estudiante a la que no concía de nada y cuyo medio tampoco tenía mucha relevancia.

No sabía si sería antipática o, todo lo contrario, si hablaría mucho o poco…Pero para mi sorpresa todo fue sobre ruedas. Me trajo un montón de fotos y revistas antiguas para que pudiese incluirlas en la entrevista y posó para mí con ellas para que yo pudiera hacerle mis propias fotos.

IMG_20171002_115346
Lone Fleming durante la entrevista

Luego puse la grabadora y empezamos a conversar, traía unas quince preguntas preparadas en un cuestionario que al final desdeñé un poco porque lo que me contaba era tan interesante que no merecía la pena seguir el guion establecido.

Tras hora y media de conversación y risas, porque confieso que lo pasé muy bien escuchando todas sus anécdotas, terminamos y nos despedimos cariñosamente con dos besos tal como nos habíamos saludado, aunque yo ya no temblaba tanto.

Tengo que agradecer a Lone que la experiencia de mi primera entrevista seria fuese tan gratificante. Tener una figura tan importante en frente y que tenga esa actitud desinteresada no se presta todos los días. Realmente fue una experiencia muy bonita y la que espero sea la primera de muchas entrevistas.

Paz Guadamillas Sánchez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s